Hay productos naturales que son sencillamente maravillosos, pues proveen tantos beneficios a los seres humanos que son considerados “superalimentos”, y lo mejor de todo es que son un regalo de la naturaleza. Entre ellos podemos mencionar la tan popular linaza.

La linaza, o lino, es uno de estos superalimentos, ésta maravillosa semilla ha tenido un auge increíble en los últimos años, debido a su consumo exacerbado, lo que a la vez se le atribuye a la cantidad de propiedades nutricionales, y medicinales, que contiene. Es consumida, mayormente, en infusiones, ensaladas, zumos naturales, panes y galletas, pero, sin duda alguna, la forma más aprovechable, es molida.

beneficios del lino

Propiedades de la linaza

  • Vitaminas: contiene vitaminas B y E.
  • Minerales: posee calcio, hierro, potasio, magnesio, manganeso, selenio y fósforo.
  • Ácidos orgánicos: está compuesta por Omega 3, Omega 6 y Omega 9.
  • Propiedades medicinales: el contenido de fitoquimicos balancea la carga hormonal en el embarazo y la menopausia, la lignina previene la formación de tumores cancerígenos, sus componentes en conjunto la hacen actuar como un afrodisiaco natural, el ácido linolenico elimina afecciones como la gastritis, tendinitis, colitis, artritis, etc.

Disfruta de los beneficios de la linaza

Algunos de los beneficios de la linaza son ayudar a controlar el peso, disminuir los síntomas del estreñimiento, impedir la acumulación de colesterol, es antiinflamatoria, combate los problemas cardíacos, aumenta notablemente la energía y vitalidad, baja los niveles de estrés, embellece el cabello y la piel, es anticancerígena, es antioxidante por lo que ralentiza el envejecimiento, entre otros.

Esta semilla tiene gran uso dentro del área medicinal, debido a las propiedades que ya vimos anteriormente. A continuación te daremos una explicación breve de algunos de sus más resaltantes beneficios, así como su forma de consumo:

1. Reduce tu peso con el consumo de linaza

La pérdida de peso a veces es necesaria a fines de salud, más allá de la estética, debido a que la obesidad puede desencadenar enfermedades cardiovasculares, respiratorias y circulatorias graves. Sin embargo, hay formas de salir de ese cuadro clínico, en primera instancia, con una alimentación balanceada, y con aliados naturales como la linaza, que posee un alto contenido en fibras vegetales las cuales causan un efecto de saciedad prolongada.

Otros de los beneficios de ingerir linaza durante la dieta, es que ésta hace que los músculos se recuperen con rapidez, lo que estimula la utilización de más grasas para obtener energía. En consecuencia, este proceso promueve la quema de calorías, y la perdida rápida de peso.

Para estos casos se recomienda preparar un agua de linaza, debes tener a la mano 2 cucharadas de semilla de lino y 4 tazas de agua. Agrega las semillas en el agua hirviendo, y déjalas a punto de ebullición por espacio de 3 minutos, luego permite que repose a temperatura ambiente, cuela la mezcla, y consume el líquido. Puedes beberlo 1 vez al día, preferiblemente en ayunas.

2. Mantén tu colesterol a raya con la linaza

El colesterol elevado supone un grave inconveniente para la salud, ya que propicia a contraer riesgos relacionados con enfermedades cardiovasculares, arteriosclerosis, infartos, etc. Pero hay una solución natural a estas afecciones, y es el consumo de semillas de lino, las cuales tienen el poder de controlar la glucosa de la sangre y del colesterol (LDL). Esta maravillosa propiedad curativa proviene de sus fibras solubles, y también evita la formación de coágulos y derrames cerebrales.

Para lograr estos efectos debes consumir al menos 150 miligramos (aproximadamente 3 cucharadas) diarios de linaza, mezclados en batidos o merengadas.

3. Reduce posibilidades de padecer de cáncer con la dieta de linaza

Entre los beneficios del consumo de linaza que más impacto puede tener, está la disminución del  riesgo de cáncer, más aún cuando hablamos del riesgo de cáncer de próstata. Se estima que el uso adecuado de esta semilla puede reducir hasta en un 40% las probabilidades de padecer esta mortal enfermedad.

La función más importante de la linaza es que impide que las células cancerosas se unan a células sanas, esto es posible por la acción de los ácidos grasos omega-3. Esta semilla tiene un total de 27 componentes anticancerígenos, siendo la lignina el más destacado, seguido del ecosanoide.

La idea es que el paciente realice una dieta basada en verduras, frutas, cereales integrales, frijoles, nueces y, por supuesto, la linaza. Lo recomendable es que ésta última se agregue de forma molida a las comidas y bebidas, porque es en ese estado cuando se consigue aumentar la absorción de sus propiedades curativas.

4. La linaza durante la etapa de la menopausia

Bien es cierto que, durante la menopausia, la mujer sufre un cambio drástico en sus niveles de producción hormonal. Esto conlleva a diferentes síntomas, tales como, depresión, alteraciones, cambios de ánimo, dolores de cabeza, vientre y piernas, calorones, descalcificación, entre otros. Por lo antes expuesto, es necesario que las damas se comiencen a cuidar un poco más en este lapso de sus vidas.

Consumir linaza a diario puede ayudar a reducir los malestares propios de la menopausia, debido, principalmente, a las propiedades de los flavonoides y los fitoquímicos, que se encargan de balancear la carga hormonal.

En este caso la recomendación es que incluyas al menos una cucharada diaria de semillas de lino en tus desayunos, puedes hacerlo con linaza en polvo, troceada o molida.

5. Conserva tu piel, cabello y uñas saludables con el aceite de lino

beneficios de la linaza para el cabello

Entre los atractivos de los seres humanos, especialmente de las mujeres, se encuentran la piel, el cabello y las uñas. Aproximadamente la mitad de la población mundial de mujeres, acude a centros de belleza para acicalar esas partes de su cuerpo.

He aquí otro de los beneficios de tomar linaza, y es que su concentración de ácidos grasos humecta la piel, el cabello y las uñas, por otro lado, la presencia de vitamina B erradica la resequedad, y por si fuera poco, también mejora afecciones como el acné, la rosácea y el eczema.

Procura beber de 1 a 2 cucharadas diarias de aceite de semilla de lino, porque éste contiene una concentración aún mayor de grasas saludables que actuarán, en tu organismo, de adentro hacia afuera.

Sending
Valoración
5 (1 voto)

Deja tu opinión