Beneficios de la sandía

La sandía es una deliciosa fruta que brinda grandes valores nutritivos a sus comensales, puesto que la misma contiene vitaminas, minerales y una cantidad impresionante de agua, por ende, se vuelve ideal tanto para niños como para adultos

Pero eso no es todo, ya que los beneficios de la sandía te sorprenderán, porque este noble alimento es capaz de fortalecer el organismo, aportando cambios muy positivos a nivel físico y estético.

Beneficios de la sandía

  • Fibra: colabora con los intestinos en cuanto a los proceso de deposición.
  • Ácido Fólico: es indispensable para la correcta formación de los huesos de los fetos.
  • Potasio: desinflama y alivia el dolor de las distintas partes del cuerpo, a nivel muscular y esquelético.
  • Vitamina C: refuerza el sistema inmunológico, por lo que funciona como un inhibidor de procesos virales y enfermedades degenerativas.
  • Calcio: necesario para que los huesos y dientes crezcan óptimamente.
  • Carotenos: regenera las capas de la piel que se van mudando.
  • Vitamina A: mejora la calidad de la visión y evita que aparezca afecciones oculares.
  • Fósforo: ayuda a que se lleven a cabo las actividades cerebrales.
  • Hierro: transporta el oxígeno que es requerido por los órganos principales.
  • Sodio: impide que se acumulen líquidos en el organismo.
  • Magnesio: aporta salud a cada uno de los órganos.
  • Vitaminas B1: se encarga de convertir todos los alimentos que consumimos en energía.
  • Vitamina B2: colabora en la formación y desarrollo de las células.

Beneficios de la sandía para la salud

Beneficios de la sandía

A continuación te mostraremos cuáles son algunos de los beneficios más resaltantes que aporta la sandía a tu salud:

Fortalece el corazón

Nuestro órgano principal se verá protegido y fortalecido por la ingesta diaria de esta deliciosa fruta, ya que la misma contiene licopeno, un antioxidante que crea una barrera que sirve como escudo ante las afecciones cardiovasculares.

Ataca el estreñimiento

Como ya habrás leído, la sandía es un fruto muy fibroso, lo que a su vez aporta grandes beneficios en el aparato digestivo, erradicando el estreñimiento, así como la gastritis y otras enfermedades asociadas al sistema gastrointestinal.

Disminuye los dolores

El potasio y el sodio contenidos en este fruto actúan como un analgésico y desinflamatorio natural, es esa la razón de que se indique a personas que suelen llevar a cabo actividades de impacto y a los deportistas, ya que es muy eficaz a nivel muscular.

Interviene en casos de deshidratación

Es muy común observar que la sandía se incluya en caminatas o maratones, esto se debe a que la misma posee una cantidad de agua impresionante, es por ello que se convierte en la mejor solución en los casos de deshidratación.

Refuerza el sistema inmunológico

La vitamina C dice presente en la sandía, resultando ser ideal para el fortalecimiento del sistema inmunológico, quien a su vez se ve impulsado a trabajar de forma ardua en el ataque de virus, gripes y otros tipos de enfermedades.

Cura las heridas con rapidez

Esta es otra de las ventajas de esta fruta, y es que, gracias a sus enzimas y vitamina C, promueve la producción constante de colágeno, conllevando a su vez a una cicatrización rápida de heridas de cualquier grado, por medio de la formación de nuevo tejido.

Huesos más fuertes

El calcio, el licopeno y el potasio, disponibles en esta fruta, trabajan en conjunto en pro de reducir el impacto que ocasionan las actividades diarias en nuestro sistema esquelético. Al mismo tiempo que lo refuerzan y aumentan su salud.

Ideal para los ojos y las mucosas

Si sufres de enfermedades oculares lo mejor que podrías hacer es comenzar a comer sandía, y es que esta tiene un gran contenido de beta-carotenos, el cual pasa a ser vitamina A y a potenciar el estado de tus ojos y mucosas.

Combate el cáncer

Los radicales libres (capaces de producir cáncer) son atacados por los antioxidantes presentes en esta fruta, de ese modo disminuyen las posibilidades de que se diagnostique una enfermedad tan terrible como esta.

Es un diurético

La sandía también se recomienda en los casos en que se esté reteniendo líquido, debido a que esta aumenta la producción de orina, eliminando así todas las toxinas, y los elementos dañinos, que se encuentran presentes en el organismo.

Beneficios de la sandía para la belleza

Esto no acaba aquí, y es que la sandía es una caja de sorpresa que también se ocupa de nuestra apariencia física, otorgándonos estos beneficios:

Aliada en la pérdida de peso

La sandía es rica en agua y además contiene suficientes fibras como para crear un efecto saciante en el consumidor, por ende es ideal para incluirla en las dietas para adelgazar. Aunado a que las cantidades de azúcar y calorías son más bajas que las de muchas frutas.

Te mantiene joven

Tal cual como lo has leído, la sandía logra hacer más lento el proceso natural del envejecimiento, impidiendo así que aparezcan las tan temidas arrugas. Esto se debe a que dispone de potentes antioxidantes.

Para mayor beneficio:

  • Al momento en que vayas a escoger una sandía es vital que esta tenga una cáscara de color oscuro, opaco y que sea bastante pesada, porque esos son indicios de que es dulce y muy jugosa.
  • Ahora bien, si la quieres conservar entera puedes dejarla en un sitio libre de la luz solar y a temperatura ambiente. Así te ha de durar unas 2 semanas.
  • Si la has cortado en pedazos grandes tendrás que colocar un papel film por la parte descubierta e ingresarla al refrigerador. Y el tiempo de duración se ubica por unos 5 días.
  • Pero si la picaste en pedazos te recomendamos que la coloques en un envase plástico y hermético, y que la consumas en un plazo no mayor a 3 días.

Bueno como ya te habrás fijado la sandía no tiene pérdida alguna, y es que es una fruta realmente divina y muy beneficiosa para cualquier persona. Aunado a ello, suele ser bastante económica y puede emplearse tanto para el desayuno, como para la cena o las meriendas. Así que no lo pienses más y comienza a ingerir este increíble alimento.

Sobre Christine L. Woodson

Graduada de Biología en la Universidad Central de Venezuela (2006). Formo parte de un equipo, donde realizó investigaciones de índole evolutiva. Alli adquirió extensos conocimientos sobre heredabilidad, genética y otras cuestiones relacionadas con el ADN. Actualmente, se dedica a tiempo completo a la redacción de articulos cientificos, Que involucre la evolución animal, psicología y medicina humana.