Beneficios del agua de mar

El agua de mar ocupa un total de las tres cuartas partes del planeta Tierra, lo que le hace capaz de conservar todo un universo de vida dentro de ella, puesto que es el hogar de los animales marinos. Asimismo, se encarga de producir más de la mitad del oxígeno presente en nuestra atmósfera y de absorber una gran cantidad de carbono.

Pero aquí no paran los beneficios del agua del mar, puesto que la misma se encuentra repleta de nutrientes y contiene 83 de los 118 elementos de la tabla periódica, los cuales le otorgan un sinfín de ventajas a todos los seres vivos, en especial al ser humano, tanto a nivel físico como mental.

Propiedades del agua de mar

  • Magnesio: interviene positivamente en cada uno de los procesos que se dan en el organismo.
  • Manganeso: ayuda al crecimiento del sistema músculo esquelético.
  • Sodio: controla la presión arterial y distribuye de manera uniforme la cantidad de agua en el organismo.
  • Potasio: es un aliado del sistema nervioso y muscular.
  • Calcio: refuerza el esqueleto a la vez que contribuye en su desarrollo.
  • Hierro: es el transporte por excelencia del oxígeno, y el dióxido de carbono, en nuestra sangre.
  • Fósforo: es un energizante natural y mejora la capacidad de memoria.
  • Flúor: previene la aparición de caries y aumenta la producción del esmalte dental.
  • Sílice: se encarga de reducir las arrugas de la piel, así como la flacidez.
  • Cobre: es un elemento fundamental para los infantes, puesto que ayuda a que maduren sus glóbulos blancos y rojos.
  • Yodo: produce y controla las hormonas tiroideas, encargadas de llevar a cabo muchas funciones importantes en el metabolismo.
  • Proteínas: dispone de grandes cantidades de zooplancton y fitoplancton, los cuales nutren al cuerpo y lo regeneran.

Beneficios del agua de mar

Beneficios del agua de mar

El agua de mar es una de las sustancias que dispone de más propiedades en el mundo y por más increíble que parezca está al alcance de casi cualquier persona. A continuación te explicaremos un poco más acerca de sus beneficios:

Es un aliado para la piel

Gracias a la combinación de todas sus propiedades tiene la capacidad de curar o disminuir las afecciones que aparecen en la piel, tales como el acné, la psoriasis, la dermatitis, entre otros. Aunado a ello, sus minerales actúan como exfoliante.

Antibiótico y antiséptico

Los diferentes componentes que se encuentran en el agua de mar potencian sus propiedades, las cuales resultan ser un poderoso antibiótico y antiséptico natural, porque promueven la curación de heridas y aminoran la posibilidad de contraer una infección.

Disminuye el impacto de problemas respiratorios

El agua salada promueve la eliminación de toxinas y por ende logra expandir los pulmones, aliviando afecciones respiratorias como la tos con flema, el asma, la bronquitis, la pulmonía, entre otras.

Ataca enfermedades reumáticas

Los baños tomados con agua marina proporcionan beneficios a personas diagnosticadas con enfermedades reumáticas, puesto que disminuyen los dolores provocados por la artrosis y la artritis.

Es un relajante potente

Por si fuera poco, el solo hecho de respirar el vapor obtenido del agua de mar ayudará a tranquilizar a aquellas personas que padecen de ansiedad, depresión, estrés o cualquier otro tipo de trastorno asociado al sistema nervioso.

Erradica el insomnio

Es ideal para quienes tengan problemas para conciliar el sueño, para quienes se aconseja un baño de agua de mar antes de dormir, esto hará que el cuerpo se relaje y se sienta renovado, promoviendo el sueño profundo.

Regenera los riñones y el hígado

También cuenta con propiedades que impulsan la regeneración celular, sobre todo en aquellos casos en los que enfermedades como la cirrosis hayan provocado daños catastróficos.

Esto es posible ya que el agua de mar promueve la eliminación de líquidos excedentes, mediante la orina, y, por ende, ayuda a superar la insuficiencia renal así como a combatir vómitos y mareos.

Ideal para la reposición muscular

El agua de mar suele ser indicada para quienes utilicen frecuentemente sus músculos, tales como los deportistas y obreros, así como para los que estén pasando por procesos de rehabilitación o post operatorios.

Este poder es atribuido principalmente al yodo, un elemento capaz de recuperar al cuerpo de lesiones musculares.

Regula la presión arterial

Y eso no es todo, ya que, de acuerdo algunos estudios, la unión del agua de mar con el agua dulce logra regular efectivamente la presión arterial, manteniéndola en una escala favorable.

Colabora en la erradicación de resfriados

El agua de mar es un potente descongestionante nasal, puesto que limpia los pulmones de la molesta mucosidad, propiciando una curación rápida.

Para mayor beneficio:

  • Es muy importante que tengas en cuenta que el consumo del agua de mar debe realizarse posterior a su tratamiento, lo que garantiza la extracción de posibles residuos o elementos contaminantes. Asimismo, también la puedes adquirir en herbolarios o tiendas de medicina natural.
  • Por otro lado, se aconseja que te guíes de las recomendaciones de un profesional de la salud, quien será el encargado de indicar las cantidades y la forma de uso.
  • Para su conservación es necesario mantenerla en un frasco de vidrio hermético, y proceder a colocarla en un lugar fresco y libre de los rayos solares.

El agua de mar es una fuente de vida, tanto para las diversas especies que habitan ella como para los seres humanos y demás animales terrestres. Asimismo, otorga una cantidad ilimitada de beneficios, por ello se recomienda su ingesta de forma controlada pero frecuente.

Sobre Christine L. Woodson

Graduada de Biología en la Universidad Central de Venezuela (2006). Formo parte de un equipo, donde realizó investigaciones de índole evolutiva. Alli adquirió extensos conocimientos sobre heredabilidad, genética y otras cuestiones relacionadas con el ADN. Actualmente, se dedica a tiempo completo a la redacción de articulos cientificos, Que involucre la evolución animal, psicología y medicina humana.