Beneficios de hacer Abdominales

Tener una buena figura producto del entrenamiento físico, es una de los muchos objetivos a la hora de entrenar, los famosos “chocolatitos” o “cuadritos” que se obtienen al hacer abdominales, son muy buscados y admirados por personas de ambos sexos, pero, ¿Sabías que unos buenos abdominales no sólo benefician la apariencia física, sino que también mejoran la salud?

A continuación, te mostramos los beneficios de hacer abdominales para tu salud y bienestar.

Beneficios de hacer abdominales

Los abdominales son un grupo de músculos, están conformados por el recto anterior del abdomen, el oblicuo externo, el oblicuo interno, el transverso abdominal, y el psoas ilíaco (este no es un músculo abdominal como tal, pero tiene que ver con las contracciones que se realizan cuando ejercitamos los abdominales).

beneficios abdominales

La función principal de los abdominales es mantener la postura del cuerpo y proteger los órganos internos, además de otros beneficios de los abdominales.

Mantiene sana la espalda

Al entrenar los abdominales, se fortalecen los músculos de la espalda baja (zona lumbar) lo cual es beneficioso cuando ejecutamos movimientos como agacharnos, levantar peso u otra actividad diaria ya que se reducirá el riesgo al dolor, manteniendo la verticalidad corporal y relajando la zona lumbar.

El dolor de espalda es una de las dolencias más comunes en las personas a nivel mundial, generalmente ocasionadas por mala postura, movimientos incorrectos, obesidad y falta de ejercicio.

Mantiene la postura correcta

Los ejercicios abdominales se fortalecen al entrenarlos, repercute en la espalda y mejora la postura. Tener una postura inadecuada acarrea problemas de hernias y deformación de la columna vertebral con padecimientos como la lordosis y la escoliosis.

Protege los órganos

La mayoría de los órganos más importantes del cuerpo se encuentran en la zona abdominal (estómago, páncreas, esófago, hígado, los intestinos y la vesícula)

Si tenemos los músculos abdominales fortalecidos por el ejercicio, este funcionará como un escudo protector, permitiendo que los órganos ejecuten sus funciones sin ninguna complicación.

Favorece la respiración

Hacer ejercicios mejora la respiración, ya que se entrena para que el cuerpo reciba la mayor cantidad de oxígeno para su beneficio, el ejercicio abdominal fortalece el diafragma y los músculos respiratorios como los intercostales, abdominales, y escalenos lo cual mejora la capacidad respiratoria permitiendo usar estos músculos a al máximo.

Evita lesiones

Al mantener en buena posición, los óiganos internos y la postura de la espalda, se corre mucho menos riesgo de sufrir algún tipo de lesión por un movimiento brusco o mal ejecutado al hacer incluso otros ejercicios.

Mejora el rendimiento en el entrenamiento deportivo

Cuando se practican otros deportes, se utilizan los músculos abdominales para realizar todo tipo de movimiento, desde lanzar una pelota, hasta ejecutar brazadas en la natación, al complementar tu entrenamiento con la ejercitación de los abdominales, notarás la diferencia, ya que mejorarás tu rendimiento optimizando tu desempeño en el deporte que practicas.

Regulariza la función intestinal

Cuando ejercitamos la zona abdominal, contraemos y relajamos los músculos, lo que incide en que el intestino se movilice y mejore las funciones intestinales, acelerando el tránsito intestinal y evitando el estreñimiento.

Mejora la autoestima

Hacer deportes es la mejor manera de verte bien y sentirte bien, lo que se refleja significativamente de manera positiva con la autoestima de cada quien, y viene al mismo tiempo con más seguridad y confianza en sí mismo.

Combate la flacidez abdominal

Aparte de que estéticamente no se ve bien tener “barriga” o un abdomen inflamado, el exceso de grasa en esta zona trae consecuencias perjudiciales para la salud, como la propensión a sufrir de diabetes, hipertensión arterial y riesgo cardiovascular.

El entrenamiento abdominal complementado con actividad aeróbica puede mejorar notablemente la condición física, lo cual repercutirá en una mejor apariencia y salud.

Para obtener un mayor beneficio, te recomendamos realizar una rutina regular y constante de entrenamiento, además de complementarlo con una dieta adecuada y una variedad de ejercicios que trabaje brazos, glúteos, piernas y el cuerpo en general, no es necesario ejercitar los abdominales diariamente, se pueden entrenar de 3 a 4 veces por semana.

Sobre Christine L. Woodson

Graduada de Biología en la Universidad Central de Venezuela (2006). Formo parte de un equipo, donde realizó investigaciones de índole evolutiva. Alli adquirió extensos conocimientos sobre heredabilidad, genética y otras cuestiones relacionadas con el ADN. Actualmente, se dedica a tiempo completo a la redacción de articulos cientificos, Que involucre la evolución animal, psicología y medicina humana.