¿Las aceitunas engordan? Mito sobre los alimentos al descubierto

Todos siempre hacen la misma pregunta  ¿las aceitunas engordan? Nuestra dieta está condicionada por decenas de leyendas que en la mayor parte de los casos no tienen ningún fundamento científico. Lo ha investigado a fondo el periodista Antonio Ortí, coautor del libro ‘Comer o no comer. Este asegura que estos “Son mitos que nos creemos que nos los cuentan como si fueran un secreto, como si nadie los supiera”.

Asegura que  detrás de cada uno de los mitos alimentarios hay un interés económico e ideológico.  Así que en resumidas palabras, la mitología alimentaria ha hecho dos listas, con buenos y malos alimentos,  estos últimos se difunden como si pudieran perjudicar gravemente la salud.

¿Las aceitunas engordan o adelgazan?

las aceitunas engordan

Veámoslo con algunos ejemplos, Como el pollo, la creencia falsa sostiene que la piel tiene hormonas; lo cual no es cierto y además por si no lo sabias preserva el gusto y el jugo de la carne; por lo tanto, el pollo conviene cocinarlo con piel y si acaso, sacarla después, porque lo que sí es cierto es que tiene más calorías que la carne.

El agua, un elemento tan aparentemente inocuo, es objeto de muchas teorías sin fundamento, una de ellas dice que dejar una botella de plástico dentro del coche, donde puede calentarse y luego beberla conlleva al riesgo de contraer cáncer; esto por si lo dudaban es totalmente falso. La misma Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aesan) desmintió que haya dioxinas en las botellas de plástico y aún menos que migren hacia el agua. De hecho, todos los plásticos de uso alimentario pasan pruebas estrictas para garantizar que no haya esta transferencia. Tampoco es cierto que si se toma durante las comidas engorda, esta tiene cero calorías antes, durante y después de las comidas.

Muchas otras leyendas difundidas sobre  la alimentación están relacionadas con la necesidad de adelgazar, una de estas historias estigmatiza el pan, pero el hecho es que 100 g aportan 230 calorías , que no son tantas, si se comparan con las necesidades calóricas de una persona con vida sedentaria que varia entre 2.000 y 2.400 calorías.

Ortí dice que tampoco tiene sentido prohibir radicalmente los helados, debido a que todo depende de la frecuencia y la cantidad en que se tomen. En cuanto a los frutos secos, los estudios han demostrado que no hay relación entre su ingesta diaria y el sobrepeso, de hecho, al ser saciantes, las personas comen menos después.

La sal es otro alimento injustamente asociado con la obesidad , pues esta no tiene calorías ni hace retención de líquidos. Eso sí es necesario aclarar que  para evitar riesgos cardiovasculares no se han de tomar más de 5 g diarios.

Como defiende el autor de ‘ Comer o no comer’ , el conocimiento y la ciencia son la mejor arma contra la superstición.

Conclusión

Por lo que las preguntas de ¿las aceitunas engordan? también ¿engordan por la noche? o ¿qué aceitunas engordan mas y  cuáles menos? tiene una simple respuesta, NO y solo han sido creencias infundidas o mal interpretadas.

Sobre Christine L. Woodson

Graduada de Biología en la Universidad Central de Venezuela (2006). Formo parte de un equipo, donde realizó investigaciones de índole evolutiva. Alli adquirió extensos conocimientos sobre heredabilidad, genética y otras cuestiones relacionadas con el ADN. Actualmente, se dedica a tiempo completo a la redacción de articulos cientificos, Que involucre la evolución animal, psicología y medicina humana.