6 Remedios caseros para eliminar las células muertas de la piel

Aproximadamente cada 28 a 30 días la piel elimina las células muertas en su capa más superficial y las renueva, por ello es de gran importancia realizar rutinas exfoliadoras al menos una vez al mes, para así evitar la acumulación de los restos que ya no son necesarios y se permite el paso a las células nuevas.

Existen numerosos exfoliantes en el mercado, sin embargo, suelen ser a base de productos químicos y algunos suelen causar efectos secundarios por ser muy agresivos, aquí veras un listado con múltiples tratamientos completamente naturales para limpiar tu piel, mantenerla hidratada y suave.

Aceite de coco y zanahoria

Aceite de coco y zanahoria

Este tratamiento es ideal para acabar con la acumulación de células muertas en la piel, también sirve para aclarar partes de la piel que hayan sufrido algunas quemaduras provocadas por el sol, al unir el aceite de coco con la zanahoria podrás tener un hidratante y limpiador natural.

Ingredientes

  • 2 cdas o 25 gr. de aceite de coco en estado sólido
  • ½ de zanahoria fresca

Preparación y uso

Primero debes pelar la zanahoria, luego córtala en pequeños trozos licuala por un minuto y medio, finalmente obtendrás una especie de puré, colócalo en un recipiente y añade las dos cucharadas de aceite de coco sólido.

Por ultimo revuelvelo hasta tener una textura cremosa. Es recomendable que lo uses dos veces a la semana en las partes que desees exfoliar, aplicalo con movimientos circulares en toda el área afectada.

Almendras

Almendras

Las almendras tienen muchas propiedades y una de ellas es ayudar en el cuidado de tu piel, podrás elaborar un exfoliante a base de almendras, el cual resulta maravillosa ya que debido a que tiene cualidades antioxidantes e hidratantes que protegerán a la epidermis de los radicales libres y evitara la acumulación de células muertas.

Ingredientes

  • 6 almendras
  • 2 cdas o 25 gr. de miel

Preparación y uso

Llena una olla pequeña con agua a temperatura ambiente y añade las seis almendras preferiblemente en la noche para dejarlas remojar hasta la mañana siguiente, con la ayuda de un utensilio de cocina abrirás sus cáscaras para moler el contenido de su interior.

Cuando estén bien pulverizadas agrega las dos cucharadas de miel, mézclalos y el resultado será una pasta, luego con la yema de tus dedos lo vas a aplicar haciendo un masaje de movimientos circulares en el rostro, cuello o zona de la piel que prefieras, permite que repose por 15 minutos y retíralo con abundante agua.

Semilla de aguacate

Semilla de aguacate

Es común hacer remedios caseros con la pulpa del aguacate por su alto contenido en vitaminas, potasio, etc. por lo que usar su semilla también es muy beneficiosa para la piel, gracias a sus cualidades antioxidantes que agiliza la reparación de la piel la cual suele ser alterada por los radicales libres.

Ingredientes

  • 1 semilla pequeña de aguacate
  • 1 cdta o 10 gr. de aceite de oliva
  • 1 cda o 20 gr. de miel

Preparación y uso

Coloca la semilla del aguacate a secar por una hora, con cuidado rállala o si tienes un molino puedes molerla, el polvo que obtengas lo pondrás en un embase junto a la cucharada de miel y la cucharadita de aceite de oliva.

Una vez lista aplícalo en las zonas afectadas con suavidad y espera 10 minutos que la piel absorba todas las propiedades, finaliza el tratamiento al enjuagar con agua tibia, haz esto parte de tu rutina al menos dos veces a la semana antes de dormir.

Café

Cafe

Para hacer un exfoliante con café se utiliza los restos que quedan luego de hacer la bebida, con esto eliminarás todas las células muertas en el rostro más las impurezas acumuladas por sus propiedades antioxidantes y alto contenido en flavonoides. Del mismo modo disminuirás las cicatrices o manchas que estén en la piel y evitará la aparición en la misma.

Ingredientes

  • 5 cdas o 45 gr. de café molido
  • 1 cda o 25 gr. de azúcar
  • 1cdta o 15 gr. de miel
  • 1 cda o 20 gr. de aceite de almendras

Preparación y uso

Agarra un recipiente de tamaño mediano y agrega todos los ingredientes mencionados anteriormente y mezclalos por 5 a 7 minutos, conseguirás una pasta muy espesa. Vierte un poco en tu mano, frótala con la otra y masajea las partes de la piel que desees mejorar con mucho cuidado.

Luego espera 15 minutos para que haga efecto, pasado el tiempo lo enjuagarás con agua tibia varias veces para retirarlo por completo. Podrás usar este tratamiento una o dos veces cada semana.

Harina de avena

Harina de avena

La textura de la avena es granulada convirtiéndola en un excelente exfoliante casero, sin importar cual sea el tipo de piel que tengas, hará a la perfección su función. Contiene saponinas, sus cualidades se ocupan de remover todas las células muertas de la epidermis y ayudará a prevenir el exceso de grasa acumulada en la piel.

Ingredientes

  • 2 cdas o 25 gr. de harina de avena
  • 3 cdas o 35 gr. de yogurt natural
  • 1 cdta o 15 gr. de miel

Preparación y uso

En un recipiente pequeño agrega dos cucharadas de harina de avena, las tres cucharadas de yogurt natural y la cucharadita de miel, revuelve por varios minutos hasta que obtengas una pasta. Humedece tus dedos y aplícalo en tu rostro con un suave masaje de movimientos circulares, déjalo por 15 minutos y enjuaga con agua. Haz este procedimiento una vez a la semana.

Bicarbonato de sodio

Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio tiene la propiedad de ser un remedio casero para eliminar las células muertas en la piel, hasta en las más sensibles. Es un exfoliante natural efectivo, después de un par de usos notarás la piel más suave y brillante.

Ingredientes

  • 2 cdas o 35 gr. de bicarbonato de sodio
  • 1 cda o 20 gr. de azúcar
  • 2 cdas o 30 ml de agua (opcional)

Preparación y uso

La primera alternativa para hacer este tratamiento es usar el bicarbonato de sodio solo en la piel, frota tus dedos con suavidad en las áreas afectadas y retira con abundante agua. La segunda es agregarle azúcar para intensificar su efecto, es ideal para aplicarlas en el codo o rodillas; las dos cucharadas de agua son opcionales. Realiza este procedimiento dos veces a la semana.

Sobre Christine L. Woodson

Graduada de Biología en la Universidad Central de Venezuela (2006). Formo parte de un equipo, donde realizó investigaciones de índole evolutiva. Alli adquirió extensos conocimientos sobre heredabilidad, genética y otras cuestiones relacionadas con el ADN. Actualmente, se dedica a tiempo completo a la redacción de articulos cientificos, Que involucre la evolución animal, psicología y medicina humana.