10 remedios naturales para calmar los cólicos en bebés

Cuando tu bebé comienza a experimentar los cólicos, genera gran frustración debido al continuo llanto que produce como síntoma. No se conoce una causa en particular que provoque este malestar, aunque según estudios científicos una de las razones podría ser estrés generado por agentes externos.

Lo más importante ante esta situación es buscar cómo calmar y relajar a tu bebé, si se ha convertido en un problema sin solución, aquí encontrarás remedios naturales y diversos trucos para tratar el cólico en bebés, logrando hacerlo/a sentir mejor y tranquilo/a:

Infusión de manzanilla

infusión-de-manzanilla

La manzanilla es popular por su efecto analgésico en las personas que la consumen, debido a que contiene glicina, es una sustancia que le brinda esta cualidad, al ser completamente natural podrás dársela a tu bebé para controlar los cólicos.

Preparación y uso

Una vez esté hirviendo una taza con agua, añade una bolsa de manzanilla natural junto a un toque de miel para endulzar la infusión, remueve por unos segundos y espera 20 minutos a que esté a temperatura ambiente.

Ahora el paso más importante es la forma en que le introducirás la bebida a tu bebé, deberás hacerlo poco a poco, comienza a humedecer el tetero o chupete para que se acostumbre al sabor. Si lo tolera puedes darle como máximo 6 sorbos, no es recomendable que tome toda la taza; realízalo una vez al día durante 3 días.

Infusión de albahaca

albahaca

Sus cualidades analgésicas y antiespasmódicas ayudarán a mitigar los cólicos de tu bebé, expulsará los gases acumulados con mayor fluidez. También es una buena receta casera para tratar otros malestares relacionados con el estómago.

Preparación y uso

Coloca a hervir 100 ml de agua, al llegar a su punto de ebullición añade una cucharada y media con hojas secas de albahaca. Espera 10 minutos para que se disuelvan todas las propiedades provenientes de las hojas mientras está tapada, cuela la infusión y déjala reposar hasta estar fría. Puedes darle dos o tres cucharaditas del té a tu bebé, solo una vez al día.

Agua con miel

Agua con miel

Para evitar el uso de la azúcar refinada, sustitúyela por la miel, la cual es igual de dulce siendo la ventaja de este remedio casero el poder calmar los cólicos de tu bebé e inmediatamente le producirá sueño. No solo se tranquilizará, también dormirá tranquilo/a recuperando las horas de sueño perdida debido a los intensos llantos.

Preparación y uso

Llena una taza con 50 ml de agua y agrégale una cucharada de miel, revuelve por algunos segundos para que se disuelva por completo y dárselo a tu bebé en su biberón. Con hacer este tratamiento una vez al día es más que suficiente.

Báñalo con agua tibia

Báñalo con agua tibia

La misión es relajar a tu bebé lo más posible para eliminar los cólicos y un baño de agua tibia es ideal para lograr el objetivo. Tenlo en su bañera por 10 minutos para luego hacerle un masaje suave y de movimientos circulares en su estómago durante otros 10 minutos más.

Reflexología podal

Reflexología podal

Esta técnica terapéutica aliviará los cólicos de tu bebé con seguridad, tratando sobre la estimulación de ciertos puntos en los pies que al masajearlas producen una sensación de relajación en otros músculos del cuerpo.

Primero cogerás con tu mano izquierda su pie derecho, sitúa el dedo pulgar de tu mano derecha en el área céntrica del talón de tu bebé y aplica una suave presión seguida de un masaje en forma lineal, es decir, desde el centro pasando por los bordes, devolviéndote al centro y por último, mueve el dedo hacia arriba y abajo por 5 -10 minutos, repite el proceso en el pie izquierdo.

Está atenta de su alimentación

Está atenta de su alimentación

Para evitar los cólicos deberás disminuir los factores que puedan producirle gases; si tu bebé aun toma el pecho, posiciona correctamente la mama antes de darle de beber, procura que, tanto el pezón como la areola estén completamente adentro de su boca y así se impide la entrada de aire cuando se está alimentando.

En tal caso de que tu bebé consuma de un biberón, cuando coloques la tetina en posición vertical revisa que esté llena de leche y al tener media hora desde que empezó a beberla haz un descanso para sentarlo sobre tus piernas y ayudarlo/a a eructar.

Mejora el ambiente del hogar

Mejora el ambiente del hogar

Tu bebé es nuevo en el mundo exterior y los primeros meses está experimentando un montón de sensaciones nuevas, razón por la cual el cólico puede ser un síntoma de estrés causado por altas cantidades de luz o sonidos muy altos, al crear un mejor ambiente en casa será perfecto para calmarlo.

Cambia la luz de su cuarto de fuerte a tenue, cárgalo rodeando su pequeño cuerpo con ambos brazos, mécelo lentamente y cántale en voz baja, puedes darle un pequeño juguete para que sujete mientras se calma. También puedes usar grabaciones de sonidos producidos en el vientre para relajarlo aún más.

Carga a tu bebé en posición boca abajo

Tener a tu bebé boca abajo por un tiempo es una solución para los cólicos. Coloca su cabecita en tu antebrazo, pasarás tu mano por sus rodillas para evitar hacer presión en su estómago y comienza a mecerlo con suavidad. Otra opción es situarlo boca abajo en tus rodillas y le realizas un suave masaje en su espalda.

Realiza ejercicios para calmarlo

cólicos

Un buen ejercicios para acabar con los cólicos de tu bebé es acostarlo boca arriba en la cama, a continuación juntarás sus rodillas y las acercarás a su vientre, sin hacer presión las mantendrá en ese lugar por 30 segundos, suéltalas con suavidad y haz cinco sesiones, podrás repetirlo durante el día 3 veces como máximo.

Evita ciertos alimentos

Hay algunos alimentos que pueden ser el origen de los cólicos en tu bebé, por ello es fundamental estar muy atenta de cuales comidas consumes y cuáles son los ingredientes que tiene. Los comestibles que más producen gases son pepino, coliflor, pimentón, brócoli, nabo, chocolate y granos como las lentejas, frijoles, guisantes o judías verdes.

Sobre Christine L. Woodson

Graduada de Biología en la Universidad Central de Venezuela (2006). Formo parte de un equipo, donde realizó investigaciones de índole evolutiva. Alli adquirió extensos conocimientos sobre heredabilidad, genética y otras cuestiones relacionadas con el ADN. Actualmente, se dedica a tiempo completo a la redacción de articulos cientificos, Que involucre la evolución animal, psicología y medicina humana.