6 métodos para quitar el dolor de cuello de forma natural

El dolor de cuello se produce por pasar muchas horas en mala posición, ya sea por estar sentado en la computadora o de pie de forma encorvada, aunque también puede ser originado por tortícolis, mal dormir, entre otros.

Cuando los músculos se tensan, comienzan a contraerse hasta generar síntomas como dolor constante y tensión al mover el cuello de un lado a otro. Si estás sufriendo de este padecimiento toma nota de los siguientes remedios naturales que aliviaran y acabarán con el dolor de cuello:

Compresas de hielo

Compresas de hielo

Si tocas tu cuello y lo sientes más caliente de lo normal, podrás relajar los músculos con una compresa de hielo. Deberás envolverla con una toalla o tela para seguidamente situarla en el área afectada durante 10 a 15 minutos, lo mejor será que experimentarás un alivio inmediato. Repite este proceso tres veces al día.

Compresas calientes

aplicar compresas calientas

En el caso de sentir la zona del cuello fría y muy tensa, calma el dolor con este tratamiento casero para el dolor de cuello con solo usar una compresa caliente o con agua caliente. Coloca una toalla humedecida en el agua en los músculos perjudicados por 15 minutos como máximo, podrás repetir este tratamiento de dos a tres veces al día por varios días.

Ejercicios de estiramiento

Ejercicios de estiramiento

Al tener la zona del cuello con tanta tensión es recomendable hacer ciertos ejercicios de estiramiento para reducir la dolencia y evitar la contracción del músculo. Con cuidado, tomarás tu cabeza con la mano derecha para estirar el cuello hacia ese lado, repite el proceso con la mano izquierda, luego muévelo hacia adelante y hacia atrás. Cada ejercicio debe hacerse dos veces al día por 30 segundos.

Arcilla

remedios caseros arcilla

La arcilla fría actuará como un relajante muscular, mézclala con agua para poder manipularla y colócala una capa no muy gruesa desde el inicio de la nuca hasta el comienzo de los hombros por 20 a 30 minutos. Con rapidez sentirás como ayuda a calmar el dolor; puedes hacer esto dos veces al día o cuando sientas dolor o molestia.

Infusión con cáscaras de naranja

Infusión con cáscaras de naranja

Si la razón del dolor de cuello es tensión por exceso de estrés o malas posturas, esta infusión te recuperará en tan solo un par de días. Necesitarás cáscaras de naranja, miel y hojas de lechuga, esta mezcla será un potente calmante para los músculos contraídos.

En una olla haz hervir medio litro de agua, cuando esté en su punto máximo de ebullición baja la llama y añade tres cáscaras de naranja, dos cucharadas de miel y cuatro hojas pequeñas de lechuga. Déjalo cocinar por 10 minutos más, apaga el fuego y cuélalo, mientras aún esté caliente baña toda la zona afectada. Realiza el tratamiento dos veces al día.

Aceite de romero

aceite de romero

Uno de los mejores aceites es el de romero, debido a que contiene diversas propiedades analgésicas y antiinflamatorias. Coloca en tu mano un par de gotas de aceite de romero, frota ambas manos y aplícalo en el cuello.

Ahora haz un masaje suave en forma circular por toda la parte adolorida por varios minutos, permite que la piel absorba el aceite y al cabo de 20 – 30 minutos retíralo con agua caliente o fría y realiza este proceso tres veces al día.

Sobre Christine L. Woodson

Graduada de Biología en la Universidad Central de Venezuela (2006). Formo parte de un equipo, donde realizó investigaciones de índole evolutiva. Alli adquirió extensos conocimientos sobre heredabilidad, genética y otras cuestiones relacionadas con el ADN. Actualmente, se dedica a tiempo completo a la redacción de articulos cientificos, Que involucre la evolución animal, psicología y medicina humana.