10 métodos caseros para aliviar el dolor en las articulaciones

El dolor de las articulaciones puede ser ocasiona por diversas razones, las más comunes lesiones que afligen a los tendones como esguinces, hinchazón en los ligamentos, artritis reumatoide, tendinitis o osteoartritis y se puede presentar en cualquier parte del cuerpo, aunque las partes más afectadas por esta condición son las caderas, tobillos, rodillas y hombros.

El dolor puede empezar como una sensación incomoda al movilizar el área e incrementar la intensidad dependiendo del nivel de gravedad o al no ser tratado adecuadamente y algunos de los síntomas que produce son rigidez parcial o total de las articulaciones comprometidas e hinchazón. Mejora esta condición al realizar desde la comodidad de tu hogar uno de los siguientes métodos caseros basados en ingredientes naturales para el dolor de las articulaciones:

Cúrcuma

curcuma

La cúrcuma contiene múltiples cualidades que funcionan para aliviar diversas dolencias en el cuerpo, entre las cuales está el dolor en las articulaciones. Su potente poder antiinflamatorios y antioxidantes ayudarán al cuerpo a mejorarse de esta condición con mayor velocidad.

Procedimiento

Calienta un vaso con leche en el microondas por 2 minutos, al retirarlo añade una cucharada o 20 gr. de cúrcuma en polvo más una cucharadita o 10 ml de miel, remueve y tómalo cada mañana después del desayuno por una semana.

Semillas de alholva

Semillas de alholva

Un buen remedio natural para el dolor de las articulaciones es la alholva, debido a sus cualidades antiinflamatorias y antioxidantes. Ayudará sobre todo a las personas que sufren de las articulaciones debido a la artritis, mejorará las condiciones con eficiencia y rapidez.

Procedimiento

La primera opción es consumir una cucharada o 15 gr. de semillas de alholvas molinas, podrás pasarlas con un vaso de agua a temperatura ambiente  cada mañana. La segunda alternativa es verter una cucharada en una taza con agua, dejarlo reposar en la noche para colarlo en la mañana y comerlas.

Ajo

Ajo

El ajo tiene un alto contenido en azufre, este elemento químico se encargará de aliviar el dolor en las articulaciones y disminuirá la inflamación. También tiene selenio, otro elemento químico que tendrá un efecto antirreumático en el cuerpo, ambos cumplirán con el trabajo de eliminar esta condición.

Procedimiento

Puedes consumir el ajo estando crudo o cocido con tus comidas diarias, entre tres a cuatro dientes frescos al día será más que suficiente. Otra opción es freír tres dientes de ajo junto a dos cucharadas o 30 ml de aceite de sésamo por 15 minutos a fuego medio, cuando estén negros vas a retirarlos y verter tanto el ajo como el aceite en una taza. Haz un masaje en parte del cuerpo afectada tres veces al día por dos semanas.

Pimienta de cayena

Pimienta de cayena

Tiene propiedades analgésicas gracias a un componente que contiene llamado capsaicina, el cual reducirá considerablemente el dolor en las articulaciones, sobre todo si es en la zona de la rodilla o en los tobillos.

Procedimiento

En una taza verterás aceite de coco hasta llenarlo a la mitad, luego añadirás dos cucharadas o 30 gr. de pimienta de cayena en polvo, revuélvelo e introdúcelo en el microondas por 2 minutos. Humedece tus dedos para aplicar la mezcla en el área afectada haciendo un suave masaje por 10 minutos y déjalo actuar por otros 10 minutos, por último enjuaga con abundante agua. Repite dos veces al día.

Vinagre de sidra de manzana

Podrás aliviar el dolor articular con el vinagre de manzana, elimina las toxinas que están acumuladas en el sistema y en los tejidos de forma natural. También tiene un alto contenido en minerales que producirán un efecto positivo en el cuerpo como el potasio, magnesio, fósforos y calcio.

Procedimiento

Introduce un vaso con agua en el microondas por 5 minutos, pasado el tiempo lo retiras y agregadas dos cucharadas o 35 ml de vinagre de sidra de manzana natural más una cucharadita o 10 ml de miel, remuévelo rápidamente para mezclarlo y permite que repose por 15 minutos. Bébelo estando aun caliente antes de cada comida por dos semanas.

Sal de epsom

Disminuye la inflamación en las articulaciones y desintoxica las células de los tejidos perjudicados con la sal de epsom, este tratamiento natural actuará de inmediato debido a sus potentes propiedades las cuales son absorbidas con rapidez por el cuerpo.

Procedimiento

Llena tu tina o bañera con agua caliente, le echarás dos tazas llenas con sal de epsom y con tu mano lo mezclaras. Mete todo tu cuerpo por 25 minutos para luego darte un baño como haces normalmente. Realiza este procedimiento dos o tres veces a la semana por cuatro semanas.

Infusión de ortiga

La ortiga dispone de cualidades antiinflamatorias y analgésicas, al emplearla como un método casero para mejorar el dolor de las articulaciones obtendrás excelentes resultados. Además de reducir considerablemente la inflamación, acabará con la dolencia y cumplirá con la función de proteger las articulaciones de presentar esta condición en un futuro próximo.

Procedimiento

Echarás tres hojas completas de ortiga seca en una taza con agua hirviendo, espera a que repose por 15 minutos y cuélalo. Ingiérelo estando aun caliente después de cada comida por tres semanas, del mismo modo puedes colocar las hojas sobre la parte del cuerpo afectada por 5 minutos, con aceite de sésamo haz un corto masaje y enjuaga con agua fría, realiza este proceso una vez al día por 7 días.

Infusión de jengibre

Infusión de jengibre

Un excelente remedio para combatir el dolor de las articulaciones es el jengibre, debido a que tiene cualidades antiinflamatorias muy potentes. El efecto se producirá prácticamente de inmediato y un par de días después de comenzar el tratamiento notarás los resultados positivos.

Procedimiento

En una taza con agua hirviendo vas a agregar la raíz de un jengibre fresco o 30 gr. del ingrediente principal en polvo, remueve por varios segundos y déjalo descansar por 15 minutos. Añade una cucharadita o 10 ml de miel para endulzar la infusión, cuélala y tómala dos veces al día por dos semanas.

Compresa fría o caliente

aplicar compresas calientas

Calma el dolor en las articulaciones al aplicar compresas frías o calientes, esto dependerá de tu preferencia y ambas lograrán el mismo efecto, mejorar tu condición. Al usar fría se disminuirá la inflamación, reduciendo la dolencia y si usas el calor, aumentará el flujo sanguíneo, relajará el musculo y mitigará la molestia.

Procedimiento

La compresa la envolverá en una tolla para impedir colocarla directamente en la piel, algo que podría generar efectos secundarios. Colócalo en la zona afectada por 20 minutos, has este procedimiento las veces que desees durante el día.

Masaje

Masaje

Los masajes son una buena terapia para mitigar el dolor en las articulaciones, porque ayudarán a que la circulación sanguínea sea fluida, mayor amplitud de movimiento y disminuirá la inflamación. Si lo haces con regularidad notarás las mejoras.

Procedimiento

Puedes elegir entre múltiples aceites para tratar esta condición, todos los que se mencionarán a continuación tienen propiedades antiinflamatorias, los cuales son: aceite de oliva, coco, ajo, mostaza o ricino. Caliéntalo por 10 segundos en el microondas, humedece tus dedos y aplica cierta presión mientras haces el masaje con movimientos circulares, repite tres veces al día.

Sobre Christine L. Woodson

Graduada de Biología en la Universidad Central de Venezuela (2006). Formo parte de un equipo, donde realizó investigaciones de índole evolutiva. Alli adquirió extensos conocimientos sobre heredabilidad, genética y otras cuestiones relacionadas con el ADN. Actualmente, se dedica a tiempo completo a la redacción de articulos cientificos, Que involucre la evolución animal, psicología y medicina humana.