6 Tratamientos naturales para curar la fiebre del heno

La fiebre de heno, es también conocida bajo el nombre de rinitis alérgica, es provocada por la reacción del organismo a ciertos elementos como el polvo, el frío o el polen. Estos pueden ocasionar síntomas como congestión y picazón nasal, constantes estornudos, ojos llorosos y picor en la garganta.

Podrás mejorar estas molestias y eliminarla por completo con los siguientes remedios naturales para la fiebre del heno los cuales tienen como ingrediente principal plantas o sustancias completamente naturales, siendo ideales para utilizarse con fines medicinales.

Infusión de té verde

Infusión de té verde

El té verde contiene propiedades antioxidantes y estimulantes que ayudan al sistema inmune a mantener las defensas altas en todo el organismo, impidiendo la aparición de la fiebre del heno causada por algún agente externo.

Preparación y uso

Coloca a hervir 100 ml de agua, apenas llegue a su punto de ebullición retírala del fuego y pásala a una taza. Inmediatamente añade una bolsa de té verde o una cucharada (25 gr.) de sus hojas, agrega una cucharadita (15 ml de miel) y revuelve por varios segundos. Espera 15 minutos a que repose para ingerirla, repite tres veces al día.

Infusión de ortiga

Infusión de ortiga

Las propiedades depurativas de la ortiga se comportan como un protector del organismo contra la fiebre del heno que es generada por los efectos negativos de una hormona llamada histamina cuando entra en contacto con el polen. Limitará la producción de la mucosa y aliviará los episodios de tos.

Preparación y uso

Cuando los 100 ml de agua esté hirviendo puedes verter en una taza con la cucharada de ortiga y, si deseas, una cucharadita de miel para endulzar. Remueve rápidamente, espera 15 minutos a que repose para que puedas ingerirla, al menos dos veces al día.

Infusión de regaliz

Infusión de regaliz

El regaliz tiene propiedades antiinflamatorias, estas mejorarán los síntomas de la fiebre del heno como la sensación incomoda en los ojos por el constante lagrimeo, al igual que las dolencias en la nariz y sus alrededores.

Preparación y uso

Coloca 100 ml de agua en una taza luego colocala en el microondas por 5 minutos, retírala con cuidado y agrega un palo de tamaño medio de regaliz, revuelve por al menos 1 minuto para luego dejarlo reposar por 15 minutos. Cuela la infusión para consumirla, realiza este proceso dos veces al día.

Miel

Miel

Un dato curioso de la miel es que te contiene polen, en pocas cantidades, pero será un excelente aliado para acostumbrar al organismo a este fino polvo y evitará la presencia de la fiebre del heno. Si es consumido con regularidad ya no tendrás que preocuparte más por esta molestia.

Preparación y uso

Es importante que sea miel natural o ecológica, ya que no deberá estar contaminada de alguna sustancia química que pueda intervenir en el resultado. Toma una cucharada sopera o 20 ml dos veces al día, la recomendación es beberlo por 2 semanas mientras tengas los síntomas y puede seguir consumiéndolo todos los días en estas pocas porciones.

Aloe vera

Aloe vera

El gel de esta planta ayudará a descongestionar y desinflamar la nariz afectada por la fiebre del heno, además beneficia al cuerpo en otros aspectos gracias a sus propiedades analgésicas, hidratantes, antioxidantes, entre otras.

Preparación y uso

Extrae el gel del interior de una hoja de aloe vera para hacer un batido con el mismo, incluye otros ingredientes naturales como el pepino, espinaca y otra fruta para mejorar el sabor. Realiza esta bebida dos veces al día.

Cítricos

Los cítricos tienen un alto contenido en vitamina C, la cual actuará como un antihistamínico previniendo la fiebre del heno o, en tal caso, mitigando todos sus síntomas con gran efectividad. Las más recomendables son la naranja, la mandarina, el limón y el pomelo; puedes beberlas como batidos, jugos o infusiones.

Sobre Christine L. Woodson

Graduada de Biología en la Universidad Central de Venezuela (2006). Formo parte de un equipo, donde realizó investigaciones de índole evolutiva. Alli adquirió extensos conocimientos sobre heredabilidad, genética y otras cuestiones relacionadas con el ADN. Actualmente, se dedica a tiempo completo a la redacción de articulos cientificos, Que involucre la evolución animal, psicología y medicina humana.