Quemaduras de sol 10 remedios naturales efectivos para curarlas

Exponer la piel sin protección durante un largo tiempo en el sol puede provocar insolación o leves quemaduras; por ello, es importante protegerse adecuadamente para evitar pasar varios días con dolores y enrojecimiento en las áreas afectadas por el sol.

Las quemaduras por el sol ocurren mayormente en la temporada del verano, momento en el cual se exhibe más la piel, aunque pueden generarse cuando se está demasiado cerca de una fuente de calor como, por ejemplo, la estufa de la cocina. Para aliviar esta molestia, a continuación, tendrás un listado con diversos remedios sencillos y naturales para las quemaduras de sol:

Agua

agua

El agua es básica para la piel quemada por el sol; lo principal es mantenerse hidratado, debido a que las quemaduras se presentan cuando la piel no contiene la cantidad de agua apropiada, razón por la cual es crucial beber la mayor cantidad de agua posible en las primeras horas después de tener la insolación.

Aloe Vera

Aloe vera

El aloe vera es multifuncional y es perfecta como remedio natural para aliviar las quemaduras provocadas por el sol. Los minerales que contiene disminuirán el dolor y, además, se encargarán de facilitar la regeneración de la piel.

Corta de una de las hojas de la planta, ábrela por la mitad y con cuidado frota sobre las zonas afectadas el jugo que desprenderá de su interior. Déjalo en la piel hasta que se seque y retíralo con agua fría.

Avena

Avena

La avena actuará como un relajante en la piel quemada por el sol, solo necesitarás 2 o 3 cucharadas las cuales introducirás en un pequeño plato hondo junto a un poco de agua. Revuélvelo y déjalo reposar durante 10 a 15 minutos, seguidamente coloca las hojuelas humedecidas en las áreas enrojecidas.

Leche

Leche

Los dolores producidos por las quemaduras son incómodos y bastante molestos, sobre todo antes de irte a dormir, la leche acabará con estas molestias rápidamente. Humedece un paño y lo sitúas poco a poco en la piel perjudicada, lo recomendable es que esté fresca y fría para que haga su efecto al cien, por cierto.

Yogurt

Yogur

Al contener leche, el yogur es igualmente una buena alternativa como remedio casero en contra de las quemaduras del sol. Para esto solo tienes que remojar un algodón en el yogur, preferiblemente frío, y aplícalo a lo largo de la parte enrojecida, después de un poco más de 5 minutos quítalo con agua fría.

Vinagre de manzana

Vinagre de manzana

El vinagre de manzana es un excelente remedio casero; un poco tiempo acabará con la inflamación y ardor provocado por las quemaduras a causa de su contenido en ácido acético. Llena una taza con agua fría y échale una cucharada de este vinagre, aplícalo en las áreas con dolor para aliviarlo en cuestión de minutos.

Pepino

Pepino

El pepino por su parte es un fruto que tiene en su interior altos niveles de agua, ideal para hidratar la piel maltratada por quemaduras de sol. Puedes colocar diversas rodajas en la zona afectada o hacer una especie de crema o pasta al usar la licuadora para desplegarla mejor sobre las áreas insoladas.

Jitomate

Jitomate

En el caso de no tener pepino, un remedio natural contra las quemaduras solares es el jitomate es una excelente alternativa. Córtalo en rebanadas y sin frotar, solo colócalos sobre las áreas quemadas para hidratarla, cuando pasen 10 a 15 minutos cámbialas por otras rodajas frescas y repite este procedimiento hasta sentir la relajación en la piel.

Taninos del té

Cumplirá con la función de relajar el musculo y calmar la sensación de dolor en la piel. Para obtenerlo deberás hervir agua y verterla en una taza, remuévelo por varios minutos para luego dejarlo reposar. Introdúcelo en la nevera para enfriarlo y con la ayuda de un paño o algodón extiende los taninos sobre las partes del cuerpo maltratadas.

Papa

Papa

La papa tiene almidón y esta sustancia actuará como un relajante que eliminará los dolores rápidamente en las quemaduras. Solo necesitarás una, córtala en trozos pequeños para licuarla. Obtendrás una especie de pasta y deberás colocarlas en la piel que está maltratada o también puedes cortarla en rodajas y colocarlas sobre las zonas afectadas por varios minutos.

Sobre Christine L. Woodson

Graduada de Biología en la Universidad Central de Venezuela (2006). Formo parte de un equipo, donde realizó investigaciones de índole evolutiva. Alli adquirió extensos conocimientos sobre heredabilidad, genética y otras cuestiones relacionadas con el ADN. Actualmente, se dedica a tiempo completo a la redacción de articulos cientificos, Que involucre la evolución animal, psicología y medicina humana.